Compartiendo y explorando casos de estudio, experimentos e iniciativas que dan cuenta de las promesas de las tecnologías digitales.

“Cómo hacemos para que los medios que tenemos nos ayuden a tener una vida más digna para todos”, Germán Franco Díez, Universidad Javeriana de Colombia.

 

Muchas veces cuando se analiza la interacción de los NNJ en internet el foco está puesto en los riesgos, la seguridad y la necesidad de regulación de estos espacios. Pero también las TIC abren muchas puertas y posibilidades para que los NNJ puedan expresarse utilizando la creatividad,  aprender y acceder a nuevos conocimientos, y tener algún tipo de participación política o cívica, e incluso ayudar a otros.

A lo largo de Latinoamérica existen una serie de iniciativas que buscan empoderar a los jóvenes en Internet para que estos puedan aprovechar al máximo el potencial que tienen las TIC. Las temáticas de trabajo son diversas: acortar brechas, apoyar en áreas educativas, fomentar la alfabetización digital y la participación, defender los derechos en línea, entre otros.

En el siguiente mapa interactivo se pueden ver algunas de las iniciativas que se han desarrollado en la región:

 

 

Con las TIC han aparecido nuevas formas de comunicación en distintos ámbitos de la sociedad, que han fomentado entre otras cosas, una mayor participación y empoderamiento de jóvenes en Internet. Cada vez más los jóvenes están participando y expresando su opinión a través de herramientas digitales. Iniciativas como U-report y Yo Opino en Chile le han dado voz a los jóvenes en temas contingentes a nivel nacional.

Mariel García, de UNICEF, relata la historia de Medmed, un joven refugiado Sirio que utilizó la tecnología por medio de la plataforma de La Juventud Opina como una forma de expresar lo que le estaba aconteciendo en su vida.

 

Otra forma de participación es el activismo digital, que como se describe en el libro Activismo Digital de Salvador Millaleo y Patricio Velasco, internet tiene un rol fundamental como amplificador de protestas, siendo un instrumento eficiente que reduce barreras de participación y evita costos de organización.

Los movimientos sociales, por ejemplo,  han sabido utilizar las nuevas tecnologías para insertarse dentro de un modelo globalizado en el que las distancias se acortan y la información traspasa fronteras a velocidades antes impensadas, con canales de comunicación alternativos y nuevos espacios que le dan a las problemáticas sociales un carácter global y de mayor alcance alrededor del mundo.

En los últimos años, movimientos sociales como el denominado 15M en España, la llamada primavera árabe, Yo Soy 132 en México, el Occupy Wall Street, el movimiento estudiantil chileno en 2011, y varios más, se han caracterizado por utilizar Internet a través de nuevos tipos de expresiones en la red.

La tecnología también puede ser un recurso para ayudar a otros, en incluso a comunidades enteras. La iniciativa Mapeo Digital es un ejemplo, donde adolescentes entre 12 y 18 años recorrieron las calles de sus barrios en Buenos Aires reportando problemas en sus celulares utilizando un sistema de georeferenciamiento. Con estos datos se elaboró un informe que luego se presentó a las autoridades. Gracias a esto UNICEF, TECHO y la Municipalidad de San Miguel empezaron a trabajar en un plan de acción para mejorar algunas de las situaciones identificadas.

 

 

Inclusión digital: tecnologías sin discriminación

El sitio web Lenguas Indigenas, es una red que reúne a activistas digitales quienes utilizan internet y otras tecnologías para impulsar el uso de las lenguas nativas, su reconocimiento, enseñanza y difusión. Siendo la búsqueda de nuevas formas de aprendizaje para las nuevas generaciones un pilar fundamental. Este es el caso de la plataforma en línea  En Mi Idioma, que permite a las comunidades indígenas colombianas realizar lecciones de idiomas en línea.

En Perú, el proyecto Mapa Sonoro hace una invitación a otorgarle mayor visibilidad a las más de 40 lenguas que existen en el país para promover su uso y una mayor apertura de acceso este conocimiento. Mientras que en Chile con la creación del Software Mapudungún Mew desarrollado por El Centro de Desarrollo de Tecnologías de Inclusión (CEDETi UC), se rescata la lengua mapuche con una herramienta que permite promover la enseñanza del Mapudungún.

Si se une participación, creación de contenidos, e inclusión de comunidades marginadas,  nos encontramos con iniciativas como Memorias del Río Atrato, un programa de alfabetización digital del Centro Nacional de Memoria Histórica de Colombia, que tiene por objetivo, “generar espacios de producción de contenidos para gestores comunitarios de Memoria Histórica, rescatando las expresiones culturales y lenguajes propios de cada región”. Donde también los jóvenes participan creando contenidos.

Si se trata de habilitar entornos digitales seguros para que los niños, niñas y jóvenes, la organización  Todo Mejora es un ejemplo de que las tecnologías pueden aportar en la lucha contra el bullying que sufren niños, niñas y adolescentes LGBTI. Por medio de una App es posible que las víctimas o sus padres, familiares y amigos, accedan a conversaciones con expertos y a material educativo para resolver dudas sobre acoso escolar y diversidad sexual.

Durante el evento Conectados al Sur, Julio César Dantas, fundador de Todo Mejora, realizó un Ignite Talk, espacio en el que relata como la tecnología efectivamente puede salvar vidas.

Puedes acceder a la charla completa en el siguiente video:

Mientras que también hay personas que están trabajando para hacer de las tecnologías espacios más inclusivos para las personas con algún tipo de discapacidad.

En el sitio web Nuestro Lugar, que promueve la educación digital, se puede encontrar una recopilación de “Tecnologías de Apoyo y Herramientas para la Inclusión”, que buscan acercar a todas las personas, sin discriminación, a utilizar las tecnologías. Otro ejemplo es el Centro de Educación Tecnológica Inclusiva de la Universidad Católica de Chile, quienes han creado una serie de programas educativos utilizando la tecnología para favorecer la inclusión socio-educativa de las personas en situación de discapacidad.

DVINE CAS: Una nueva plataforma que reúne iniciativas a nivel global

Sabemos que existen muchas otras iniciativas que se enfocan en la infancia y juventud en Latinoamérica y DVINE CAS busca ser una plataforma que reúna todos esos proyectos que permanecen ocultos y necesitan una mayor visualización. Una aplicación interactiva creada a partir del simposio Conectados al Sur que realiza un mapeo global de investigaciones y proyectos sobre niños, niñas, jóvenes y tecnologías digitales, con el aporte de los mismos creadores de estas iniciativas. Por lo tanto, se mantiene constantemente actualizada en tanto sigan creándose nuevas políticas públicas, ideas, proyectos, iniciativas, comunidades, entre otros.

¡Únete a la comunidad DVINE CAS y muestra tu proyecto al mundo!

 

Iniciativa destacada: laboratorios de ciudadanía digital

La participación también está ligada con entender la importancia de escuchar a la ciudadanía en aspectos y temáticas que les conciernen. En este caso escuchar lo que los niños, niñas y jóvenes tienen que decir sobre las tecnologías digitales.

El Programa CECREA, del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes en alianza con el Instituto de la Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile, en el marco de las actividades de la Red Conectados al Sur,  trabajaron en conjunto durante el 2016 en el desarrollo de una serie de experiencias y laboratorios participativos relacionados con el uso y la apropiación de tecnologías digitales por parte de niños, niñas y jóvenes del país.

La primera experiencia de laboratorio sobre ciudadanía digital se realizó con jóvenes de cuatro ciudades del país: Arica, Temuco, Coyhaique y Santiago. Este primer acercamiento habilitó la discusión sobre lo que se entiende por ciudadanía digital en el contexto de Chile y sus diversas comunidades en particular, con un énfasis en los derechos de protección, provisión y participación. En una segunda experiencia, como forma de desarrollo de proyectos, de intervención y producción activa, se realizó un laboratorio con un grupo de estudiantes del Liceo Horacio Aravena Andaur de la comuna de San Joaquín en Santiago. En este caso se trabajó en la creación de un proyecto colaborativo utilizando plataformas y herramientas digitales, con un foco especial en los intereses y habilidades de los y las participantes

Puedes acceder al reporte completo de esta experiencia haciendo clic aquí.

 

Historias e iniciativas digitales
Skip to toolbar